Ravioli alla vecchio lupo di Mare – Raviolis a la viejo lobo del Mar



Siempre cuando se piensa a los raviolis caseros se piensa a los clásicos rellenos de carne o de ricotta, hay pero unos con una receta un poco desconocida, pero igual de buenos que los clásicos.

Estuvimos pensando a unos raviolis que pudieran maridarse bien con la salsa que se iba a echar por encima sin cubrir el sabor de la salsa misma con lo del relleno.

Decidimos entonces hacer unos raviolis relleno de pescado, unos raviolis que pudieran compartir al 50% con la salsa el sabor del plato, y darle aquel toque sin cargarse el plato.

Ingredientes:

Para la pasta al huevo:
  • 400gr de harina 00
  • 4 huevos
  • 1 cuchara de sal
  • 1 cuchara de aceite

Para el relleno:
  • 500gr de filete de merluza
  • 300gr de acelgas
  • 1 huevo
  • 1 pizca de nuez moscada
  • 1 gajo de ajo
  • 1 cuchara de perejil fresco
  • 1 cuchare de parmesano rallado
  • Medio vaso de vino blanco
  • Aceite extra virgen de oliva y sal al gusto

Para la salsa:
  • 260 gr de gambas
  • Sofrito (1 zanahoria, 1 cebolla mediana – no demasiado grande-, 1 apio: todos los ingredientes deben respetar la misma cantidad, para que el gusto de uno no supere lo del otro.)
  • Hierbas aromáticas: tomillo, perejil, pimentón rojo
  • 1dl de vino blanco seco
  • 1dl de agua caliente
  • 1 lata de salsa de tomate triturado (no tomate frito)
  • 3 cucharas de aceite

Preparación:

Preparar la masa para los raviolis:

Primero habrá que preparar la masa para la pasta al huevo, verter la harina sobre una tabla de madera, hacer un pequeño hueco en el medio, como si fuera un volcán.

Echar los huevos en el medio batirlas un poco con un tenedor, añadir la cuchara de sal y de aceite.

Incorporar a poco a poco la harina a los huevos, amasar bien por lo menos unos 15 minutos hasta obtener una masa lisa, homogénea y con cuerpo.
Cubrir la mas para los raviolis con un trapo, y dejarla reposar para unos 30 minutos.


Mientras que la masa reposa preparamos el relleno.

Preparar el relleno:

Limpiar y lavar las acelgas y cocinarla muy rápido en agua hirviendo, escurrirla, dejarla enfriar, una vez que se podrá coger con la manos estrujarla dejándola los más seca posible.

Triturarla con un cuchillo, y cortar la merluza un trocitos.

¡La cocción del relleno deberá ser muy rápida, para que el pescado no se seque mucho!

En una sartén poner a dorar el gajo de ajo con un poco de aceite y pasar los trocitos de merluza, después de unos minutos quitar el ajo y esfumar con el vino blanco.

Dejar evaporar y luego añadir las acelgas, removiendo bien para que intercambien los sabores, añadir la sal, la nuez moscada y el perejil triturado.

Quitar del fuego, y poner el relleno en un cuenco. Romper el pescado con un tenedor, y mezclar muy bien.

Cuando los ingredientes estarán fríos, añadir el huevo y una cuchara de parmesano, mezclar bien, y el relleno está listo!

Preparar los raviolis:

Coger la masa extenderla al gusto, no debería ser ni demasiado fina (si no se romperán los raviolis) ni demasiado gorda (tardarán mucho en cocinarse), este tema depende mucho del gusto de la persona, para dar un ejemplo nosotros la hemos hecha de 1mm/1,5mm de espesor.

Para tenderla igual, nosotros hemos utilizado el rodillo, pero si queréis podéis utilizar la máquina para pasta.



La elección del rodillo por nuestra parte ha sido porque con el rodillo la pasta sale más irregular, mas rugosa, y a al hora de echarle la salsa los raviolis atrapan mas tomate.

Si utilizáis la maquina tenéis que dividir la masa en 4 partes y pasarla en la maquina reduciendo a poco a poco el espesor hasta el elegido, el largo de las tiras para hacer unos raviolis cuadrados debería ser de unos 12/15 cm, para luego doblarlo sencillamente.

Obtenida la base podéis echar en el medio de la tira una cuchara de relleno tantos cuantos lo largo de la pasta.

Echarlos en serie dejando espacio entre uno y otro, doblar la pasta por lo ancho.


Presionar con los dedos bien la masa alrededor del relleno y cortar con la herramienta para los raviolis o con un cuchillo.

Nosotros decidimos hacerlos redondos y a media luna y para darle un toque más bonito presionamos los lados con un tenedor.


La cocción de los raviolis decidimos hacerla en un caldo de verduras hirviendo, haciendo esto cogen más sabor.

El tiempo de cocción depende mucho del espesor de la pasta, pero normalmente está entre unos  2/5 minutos como mucho.

Preparación Salsa:

Preparar el sofrito cortando en cachitos pequeños las verduras (zanahoria, cebolla y apio), mientras calentar las tres cucharas de aceite en una sartén.

En cuanto el aceite esté lo suficientemente caliente echar las verduras, dejar cocinar durante unos minutos hasta que se doren ligeramente,  después haberlas limpiadas echar  las gambas y dejar cocinar durante 2 minutos.

 Bañar las gambas con el vino, dejar evaporar y poner inmediatamente después el agua  dejar cocinar  hasta obtener una salsa no demasiado liquida.

Poner el tomate, salar y poner las hierbas aromáticas.
Cocinar durante unos 20 minutos  a fuego moderado hasta que la salsa sea homogénea.


Consejos:

Si os salen demasiados raviolis, podéis congelarlos, sin problema, luego no hará falta descongelarlos para cocinarlos si no será bastante echarlos directamente en agua o caldo hirviendo.


Para acompañar este plato aconsejamos un vino blanco con tonos de fruta, nosotros hemos tomado un Gewurztraminer un vino de la Cantina Trevisan 


Ya puedes encontrar los vinos de Cantina Trevisan  en nuestra tienda on line: La Tienda de la Hoja



IMPRIMIR RECETA

3 comentarios

  1. Sencillamente Bestial!!!!!
    Me ha encantado todo lo que lleva esta receta
    Gracias por compartirlo
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Dios mío qué delicia!!!!!!
    y además super sanoo, la verdad es que me gustaría mucho probar esta receta ^^

    Un beso

    ResponderEliminar

© La Hoja de AlbahacaMaira Gall