La Hoja de Albahaca Group

Recetas de cocina, Tienda de productos biológicos y de calidad, cursos de cocina y comida a domicilio.

La Hoja de Albahaca Recetas

Nuestras recetas caseras, elaboradas con ingredientes biologicos y de calidad, la original cocina Italiana.

La cocina de La Hoja de Albahaca

Cocina casera italiana con trucos y consejos.

Grupo de consumo

Los productos de las recetas que más te gustan, disponibles en tu casa.

jueves, 30 de julio de 2015

Pancake al horno de Martha Stewart a mi manera- Pancake al forno di Martha Stewart a modo mio

oven Martha Stewart pancake, no sugar, no lactosa, sugarfree, pancakes, veggie

¿Quién no conoce a Martha Stewart?

Una de las reinas de las cocinas estadunidenses que de vez en cuando ojeo para acercarme a la cultura gastronómica de E.E.U.U. En estos días se habló mucho de ella por la famosa receta de ”One-pan pasta”, o sea una pasta cocinada junto con todos los ingredientes de la salsa en una sartén durante unos 9 minutos . Hay que decir que este invento no es de Martha Stewart, lo descubrió una colaboradora suya en Italia (en la región de Apulia) El hecho es que la “pasta risottata” como algunos la llaman no es ninguna novedad, pero gracias a los medios y a la notoriedad de la señora Stewart esa receta hizo hablar mucho los medios de comunicación del sector.

Todo esta introducción para decirte que no, no vamos a hacer esta famosa pasta, vamos a E.E.U.U. y hacemos pancake al horno sin lactosa y sin azúcares refinados, la receta base es de Martha, yo la modifiqué. Es un pancake para compartir, claro, según el hambre que tengas ;)

Ingredientes:

  • 140 gr de harina – usé Enkir y espelta
  • 3 cucharas de panela o azúcar de coco + 1 cucharilla
  • 1 ½ cucharilla de levadura para postre (te vale también el gasificante)
  • 1/2 cucharilla de sal
  • 180 ml de leche de soja y arroz
  • 1 huevo grande (no tiene que estar frío, así que sácalo antes de la nevera)
  • 3 cucharas de aceite EVO ligero + 1 nuez de mantequilla vegetal
  • 1 taza de grosellas rojas
  • Sirope de arce para servir



Preparación

Calentar el horno a 180 º

Poner el molde que elegiste en el horno a calentar (si quieres la forma de pancake utiliza uno redondo de 25 cm de ancho, yo utilicé uno oval porqué lo quería más “fluffy”, o sea mullido, pueda que te recordará un coflutis, si eliges uno oval como yo )

Poner los ingredientes secos en un bol: la harina, 3 cucharas de panela o azúcar de coco, la levadura y la sal. Remueve bien.

Mezcla con un tenedor los ingredientes líquidos en otro bol: la leche de soja, el huevo y el aceite.

Une los ingredientes secos a los líquido despacio y mezclando para que no se formen grumos.

Sacar del horno el molde, untarlo con la mantequilla vegetal.

Poner el compuesto en el molde, quitar las eventuales burbujas con una espátula y distribuir las grosellas con las manos.

Acaba espolvoreando con la panela que te queda.

Cocinar durante 25 minutos.

Servir

Un desayuno perfecto para los fines de semanas, disfruta de lo que está acercándose.

Un abrazo

Jessica



¿Si te gustan los pancakes has probado nuestros pancakes veganos? AQUÍ la receta.

martes, 21 de julio de 2015

Espaguetís con judías verdes - spaghetti con i fagiolini


spaghetti with green beans, pasta, healthypasta, vegan pasta, Spaghetti mit grünen Bohnen, judías verdes

¡Buenas!

El otro día encontramos en el supermercado judías verdes, las de las finas, decidimos llevárnosla para casa.

Cada vez alucino más de cuanto para mí la comida se relaciona con los recuerdos, de la infancia especialmente.

Hay perfumes, colores y sabores que de repente te llevan a otros lugares, otros tiempos; es como en el libro de Marcel Proust “A la recherche du temps perdu” :



[...] ”me llevé a los labios una cucharada de té en la que había dejado reblandecer un trozo de magdalena. Pero, en el instante mismo que el trago de té y  migajas de bollo llegaban a  mi paladar, me estremecí, dándome cuenta de que pasaba  algo extraordinario. Me había invadido  un placer delicioso, aislado, sin saber por qué, que me volvía indiferente a vicisitudes de la vida, a sus desastres inofensivos, a su brevedad ilusoria, de la misma manera que opera el amor, llenándome de una esencia preciosa; o, más bien, esta esencia no  estaba en mí sino que era yo mismo.”   " Y, de repente, el recuerdo aparece. Ese gusto  es el del trocito de magdalena que el domingo por la mañana en Combray (porque ese día yo no salía antes de la hora de misa), cuando iba a decirle buenos días a su habitación,  mi tía Leonie me daba, después de haberlo mojado en su infusión de té o de tila. La vista de la pequeña magdalena no me había recordado nada, antes de probarla; quizá porque,  habiéndolas  visto a menudo después, sin comerlas, sobre las mesas de los pasteleros, su imagen había dejado esos días de Combray para unirse a otros más recientes [...]    

     Y desde que reconocí el gusto  del trocito  de magdalena mojada en la tila que  me daba mi tía (aunque todavía no supiera y debiera dejar para más tarde el descubrir por qué ese recuerdo me hacía feliz), en seguida  la vieja casa gris, donde estaba su habitación, vino como un decorado teatral a añadirse al pequeño pabellón que estaba sobre el  jardín ...




En este caso mi magdalena es un primer plato de judías verdes, un plato que me lleva a la huerta de mi abuelo Cosimo, donde cultivaba, entre las otras cosas, judías verde. Veo  la cocina de mi abuela Emanuela: sus manos trabajando rápidamente para limpiar las verduras que Cosimo le había traido…

Y todo eso en la escenografía de la  ciudad de Milán, cuando, todavía,  había huertas urbanas. Sí la mismas huertas urbanas que ahora se han puesto otra vez de moda y parecen un gran invento; pero  siempre han existido. Menos mal que lo bueno vuelve de vez en cuando ¿no?

Si cierro los ojos  cocinando este plato es  a ellos que veo, es lo que se llama comfort food: una comida que esconde unos recuerdos que estaban aparcados en tu mente y que de repente vuelven a vivir gracias a ese sabor.

Un plato sencillo, un plato de la tradición italiana, un plato que podías comer si Emanuela, mia nonna , te invitaba a comer a su mesa:



Ingredientes para 3/4 personas

  • 300 /400 gr Judías verdes finas frescas
  • 700 gr Tomate tamizado natural
  • 1 diente de ajo
  • Guindilla (opcional)
  • Pimienta negra
  • Albahaca fresca- al gusto
  • Sal
  • Aceite EVO
  • Espaguetís (para 4 personas 350 gr)

 Preparación:

Limpiar y hervir las judías en una olla con abundante agua durante unos 3/5 minutos.

Quítalas del agua y conserva el agua de cocción, ya que la usarás para cocinar los espaguetis.

Prepara la salsa de tomate: limpiar el ajo, quitar el corazón del ajo para que sea más digestible, dejarlo sofreír con un poco de aceite EVO  y la guindilla (si quieres).  Dejar cocinar hasta que se dore ligeramente.

Añadir el tomate tamizado, dejar cocinar unos 10 minutos, añadir a la salsa las judías y seguir cocinando durante 15/20 minutos más a fuego lento. Añade un poco de sal. Remueve de vez en cuando. Una vez lista añade la albahaca fresca a la salsa y quítala del fuego .

Al acabar el tiempo de cocción de la salsa, pon sobre el fuego la olla con el agua  donde herviste las judías, si necesario añade más agua, cuando hierve añade la sal gruesa, la justa para cocinar la pasta, y  cuando hierve  echa los espaguetis.

Escúrrelos cuando están al dente, vuelve a ponerlos en la olla,que ya habrá quitado del fuego, añade un poco de salsa, remueve, emplata, añde un poco más de salsa, si quieres, echa un poco de pimienta negra molida y  sirve.

Buon Appetito! Guten Appetit !

Un abrazo desde Hamburg, hoy hay sol, así que aprovecho  y voy a dar un paseo


Jessica

viernes, 17 de julio de 2015

Tarta vegana raw de limón y frambuesa - Torta vegana raw limone e lamponi

Vegan,  raw, raspberries, lemon pie, vegan pie, no gluten,no sugar, sin gluten sin azúcar, Himbeertorte und Zitronen

El 5 de julio fue el cumpleaños de mi marido. En Hamburgo esa semana hizo muy buen tiempo, hacía un calor… que vamos... ¡nos dejó impresionados! Luego no digan que en Alemania no hay verano, es que simplemente, dura mucho menos: unos días y ya está ;).

Así que para celebrar su cumple le pregunté que  quería como tarta y él me dijo una de limón, así que intenté hacer esta tarta raw de limón y frambuesa,  vegana, sin azúcares refinados, sin gluten y sin encender el horno!

El resultado me gustó y gustó mucho al cumpleañero así que la comparto contigo, quizás te sirva para celebrar un cumple especial como nosotros o simplemente para disfrutar de un buen postre veraniego.

¡Oye!  ¿Tú también cuando ves frambuesas quieres hacer como  Amélie  de la película Le fabuleux destin d'Amélie Poulain?





Ingredientes:
nosotros utilizamos ingredientes ecológicos

Para la base:

  • 200 gr de almendras crudas
  • 60 gr de dátiles sin hueso
  • 4 cucharas de coco triturado
  • 1 vainilla en rama
  • ¼ de cucharilla de sal rosa de Himalaya
  • 3 cucharillas de melaza

Para la “crema”


  • 300 gr de nueces peladas
  • 230 gr de leche de almendra
  • 230 gr  de zumo de limón fresco
  • 175 gr de jarabe de remolacha (puedes usar  también agave, sirope de manzana etc etc)
  • 175 gr de aceite de coco
  • 1 rama de vainilla

Decoración

  • 1 taza de frambuesas +  las necesarias para servir
  • 2 cucharillas de zumo de limón

Necesitarás: 

  • Molde para tartas apto para  el congelador.
  • batidora de vaso

Preparación:

Primero preparamos la base.

Prepara la vainilla y corta en tiras los dátiles.

Pon todos los ingredientes en una batidora de vaso y deja trabajar hasta que sea todo bien triturado.

Distribuye con las manos la base de la tarta en el molde, cuidadosamente para que sea  uniforme.

Ahora … ¡a preparar la “crema”!

Prepara la vainilla

Pon todos los ingredientes en la batidora de vaso, que habrás limpiado, y deja que todos los ingredientes se incorporen bien.

Guarda ½ taza de la crema.

Pon el preparado en el molde y con una espátula quita todo el aire que se formará (notarás burbujitas, elimínalas lo mejor que puedes)

Pasa ahora a preparar la decoración:

Siempre en nuestra querida batidora pon las frambuesas, las cucharillas de zumo de limón y la 1/2 taza de la crema que guardaste: se formará una cremita roja deliciosa.

Esta cremita de frambuesa te servirá para decorar tu tarta: si quieres un efecto mármol puedes ponerla en círculo y luego con un palillo irás dibujando tu decoración, o simplemente puedes distribuirla de forma plana y crear una capa.

Poner en el congelador la noche anterior o unas horas antes de servirla (desde las 3/5 horas, yo prefiero hacerla el día anterior para que el resultado sea perfectamente uniforme)


Saca las porciones que te vas a comer  unos 20 minutos antes de servirlas

Puedes decorarla, pasados los 20 minutos, con frambuesas frescas.


Schönes Wochenende!

Buon Appettito!

Jessica



Nota: se conserva en el congelador 2 semanas


miércoles, 15 de julio de 2015

Fusilli con berenjenas - Fusilli alle melanzane

pasta, pasta italiana, berenjenas, melanzane, eggplant, aubergine

Moin Moin desde Hamburgo!

Ya están aquí mis queridas berenjenas, han llegado con todo su sabor a nuestra mesa.

Si hay algo en este mundo a lo cual me costaría mucho renunciar son ellas: ¡me encantan!.

Me encanta el color, el perfume, la forma, los diferentes tipos que hay. ¡Todo!

Fue un flechazo desde que era pequeña y mi abuela me preparaba su famosa parmigiana.

Si, soy una friqui de las berenjenas.

Te recomiendo elegir ingredientes de calidad, ya que aquí solo los sabores de ellos van a ser los protagonistas así que si eleges productos de baja calidad tu plato resultará lo mismo.

Ya sí lo sé que soy pesada pero estoy totalmente de acuerdo con Oscar Wilde cuando dijo: “I can’t stand people who do not take food seriously.”
Hoy te dejo una receta, entonces, muy sencilla y rápida para disfrutar de unos de los sabores maravillosos que nos regala el verano.



Para preparar nuestra salsa con berenjenas:


Ingedientes
Nosotros utilizamos ingredientes ecológicos
  • 1 berenjena grande
  • 700 gr de tomate natural tamizado
  • ½ chalote
  • 3 dientes de ajo
  • Guindilla al gusto
  • Sal al gusto
  • Aceite EVO
  • Pimienta negra
  • Orégano
Sugerencia  pasta:
  • Pasta  tipo fusilli

Preparación:

Sofreír en una olla con un poco de aceite EVO el chalote cortado muy fino y la guindilla. En cuanto se doren echar la salsa natural de tomate: arreglar de sal y dejar cocinar a fuego lento durante 30 minutos.

Encender el horno a 180 º. Sacar una bandeja y recubrirla con papel vegetal, untarlo un poco.

Cortar la berenjenas en gajos, vamos a utilizar también la piel, así que mejor comprar ecológico, como siempre te recomendamos.

Disponer la berenjena en la bandeja, sálala, échale un poco de pimienta negra, pon en partes diferentes de la bandeja los dientes de ajo sin pelar termina con un chorrito de aceite y hornéala hasta que sea blandita. Controla de vez en cuando que no se te queme.

Cuando han pasado los 30 minutos añade a la salsa el orégano seco, o fresco si lo tienes, y mezcla bien , deja cocinar unos minutos más.

Pon una olla con agua para cocinar la pasta

Saca del horno las berenjenas y añádele a la salsa, remueve bien. El ajo lo vas a tirar, ya no lo necesitas.

Cocina la pasta, una vez lista , a nosotros nos gusta al dente, escurrir, añadir un poco de salsa en la olla donde tienes la pasta y remover bien, para que la pasta se “colore”, añade un poco más de salsa y sigue removiendo poniéndote en el fogón apagado pero caliente, no tardes demasiado si no la pasta se pasa. Emplata y acaba con poco de salsa más.

Si quieres puedes acabar el plato espolvoreando con un poco de queso ricotta dura rallado o bien con un poco de parmigiano reggiano o grana padano rallado.

Buon Appettito!

Jessica


Otras recetillas con berenjenas:
Berenjenas a la griega 
Espaguettis con berenjenas, chirlas y tomates del Piennolo
Cúscus con pesto y berenjenas  
Albóndigas de berenjenas

miércoles, 8 de julio de 2015

Café con hielo y leche de almendra a mi manera - Caffé in ghiaccio salentino con latte di mandorla a modo mio






Iced coffee recipe, café con hielo, caffé in ghiaccio, Salento, Italian recipe, batidos , verano, summer, estate, sommar

El café con hielo o como se llama en italiano en su forma original “Caffé in ghiaccio” es una preparación típica de Salento, una zona maravillosa de Apulia,Italia, donde pasé unos de los veranos más bonitos de mi vida.

El caffé in ghiaccio es una preparación que llegó gracias a los españoles ya que es un un descendiente del Café del tiempo, valenciano, porqué antiguamente también en Salento, al principio del 1800, el caffé in ghiaccio se servía con la corteza de limón o hojas de hierbabuena y hielo.

Hoy te traigo una versión, una alternativa al caffé in ghiaccio con leche de almendra inspirada por un clásico de la gastronomía italiana, diferenciándose de ella. La versión original de Salento,  fue inventada para servir el café sin necesidad de azúcar y  disfrutar así de todo el sabor de las almendras.

Vamos a mi versión entonces

Ingredientes para una persona:

  • 1 vaso de leche de almendra (cuidado que no tenga azúcares refinados)
  • 3 cucharitas de cacao amargo en polvo crudo
  • 2 cucharillas de canela molida
  • 1 pizca de sal rosa de Himalaya

Para los cubitos de hielo:

  • Café espresso (una taza es suficiente, pero depende de cuantos necesitas)
  • Leche de soja y arroz
  • Canela molida  a tu gusto



Preparación:

El día anterior prepara tus cubitos de hielo: haz un buen café espresso, cuidado que no sepa a quemado es muy importante elegir un café de alta calidad.

Mezcla el café con un poco de leche de soja y arroz y una pizca de canela (si no te gusta la canela puedes ponerle vainilla por ejemplo). Distribuye en tu molde para hielo.

Déjalo toda la noche anterior para que sea perfectamente  firme.

Pon la leche de almendra fría,el cacao, la canela y la pizca de sal en la batidora de vaso: deja trabajar hasta que se forme una espumita o que los ingredientes sean bien mezclados, tardarás muy poquito .

Pon en un vaso bonito, saca el hielo de la nevera y ponlo en tu leche de almendra.

Más pondrás y más sabrá a café.



Iced coffee recipe, café con hielo, caffé in ghiaccio, Salento, Italian recipe, batidos , verano, summer, estate, sommar


¡A disfrutar de otro fantástico día veraniego!



Salute!

Jessica


¿Curiosidad por el munde del café? Lee ESTE post sobre la CUCCUMELLA
¿Otra receta veraniega?: El Bellini

lunes, 6 de julio de 2015

Casi Helado - Quasi Gelato

ice cream, sobetto, helado, gelato, verano


¡Buenas tardes! , Guten Tag!, Buon pomeriggio!

Hoy empezamos la semana con una receta que nos ayuda a enfrentaros al lunes con una inyección de good vibrations , algo fresquito que te va regenerar y que tardarás en preparar unos 10 minutos como mucho.

¿Tienes en casa fruta que está a punto de abandonarte e irse hacia el más allá? Bueno, no la tires, límpiala bien y congélala, que te va a servir para esta recetilla.

Nosotros encontramos unas frutas del bosque increíble el fin de semana pasado en el mercado que hay en nuestro barrio actual. Cada sábado vamos para allá a dar una vuelta, para ver, conocer y saborear lo que nos ofrece el territorio y lo que enriquece las cocinas hamburguesas en este periodo del año. Estamos acercándonos a esta nueva cultura, a su idioma poco a poco, descubriéndola desde la mesa. Saboreando cada palabra, aprendiendo nuevas identidades de cada ingrediente, cambian de nombres, de sabor o bien volvemos a encontrar matices que ya conocemos muy bien y que simplemente suenan de otra forma.

Esta receta no la vamos a llamar helado, sería faltar de respecto a los helados de verdad que necesitan un trabjo y una herramientas profesionales que quizás sea difícil tener en casa, así que lo vamos a llamar Casi- Gelato Helado (Quasi- Gelato) o sorbete de frutas del bosque. 

¡Te aseguro que está rico rico!

Ingredientes: (para 4/6 personas , dependiendo de que vaso o copa vas a usar)

  • 400 gr de kefír frío (si eres vegano o tienes alguna intolerancia puedes sonstituir el kefír con yogur natural de soja o de arroz , sin azúcares refinados añadidos)
  • 400 gramos de frutas del bosque congeladas
  • 3 o 4 cucharitas de melaza de caña
ice cream, sobetto, helado, gelato, verano



Preparación

Pon en la batidora de vaso el kefír (o el yogur de soja o arroz para la versión vegana),la fruta congelada y la melaza. Batir hasta que todos los ingredientes sean bien unidos entre ellos (entre los 3- 5 minutos ya lo tienes)

Ahora puedes elegir: servirlo inmediatamente si te gusta la textura y la consistencia que has obtenido o dejarlo  entre unos 30 minutos, una hora en la nevera, mezclándolo de vez en cuando, si lo quieres un poco más firme. Pero, cuidado a no dejarlo demasiado, por qué se va a poner muy duro, así que dependiendo de tu nevera, el tiempo va a variar; te recomiendo que les eches un vistazo de vez en cuando.

Servir y a disfrutar del lunes también, que al fin al cabo no es un día tan malo ¿no?

¡Hasta pronto! Bis bald! A presto!

Jessica

martes, 30 de junio de 2015

Albóndigas de arroz integral y calabaza con corazón de mozzarella- polpette di riso integrale e zucca con cuore di mozzarella

 pumpkin meatballs, albóndigas de  calabaza, mozzarella, calabaza, arroz integral, recetas


Si hay algo que estamos aprendiendo es aprovechar de los inmensos espacios de naturaleza que nuestra nueva ciudad nos regala.

Vivimos cerca del StadtPark , o sea el parque de la ciudad literalmente, y es una parque enorme maravilloso, donde hay zonas reservadas a hacer barbacoas. La barbacoa parece ser un momento fundamental de la vida social alemana, o mejor dicho hamburguesa: una excusa más para pasar tiempo con los amigos , con la familia o conocer nuevas personas.

Si pasas por Hamburgo te recomendamos un paseo por StadtPark sin duda. 


 
Stadtpark , hamburg, summertime
Stadtpark- Hamburg- La Hoja de Albahaca- Instagram



Pensando en un picnic y aprovechando sobras de arroz nace esta recetilla: albóndigas de arroz integral y calabaza con corazón de mozzarella.

En Alemania está empezando la temporada de calabaza, así que encontramos una calabaza Hokkaido ecológica local muy sabrosa. A parte las ya conocidas propiedades de esta cucúrbita- vitamina a y C, es antioxidante, diurética, baja en calorías y un largo etc- la característica peculiar es una piel muy poco espesa y agradable de comer. Entonces en esta recetilla vamos a dejar también la corteza para aprovechar al máximo de toda la verdura.

Ingredientes:

  • 200 gr de arroz integral cocido
  • ½ calabaza Hokkaido
  • 1 y ½ Longaniza de ternera aromatizada al pimentón picante (en alternativa puedes usar otro tipo de longaniza que sea especiada)
  • 1 cucharilla de romero
  • Sal al gusto
  • Pimienta negra al gusto
  • 1 cucharita y ½ de Pimentón ahumado
  • 2 huevos
  • sésamo al gusto
  • Pan rallado
  • 1 mozzarella
  • Aceite EVO

Preparación:

Calentar el horno a 190º.

Limpiar la calabaza de las semillas. Cortarla en gajos. Poner en una bandeja de horno una hoja de papel vegetal, untarla con aceite, disponer la calabaza, sazonar con la pimienta negra, la sal y una cucharilla de romero, echar un chorrito de aceite EVO encima.

Hornear hasta que la calabaza sea lista (prueba del tenedor: cuando entra y está blandita ya la tienes perfecta para seguir con la receta)

Dejarla enfriar y cortarla en daditos.

Si no tienes sobras de arroz integral y quieres probar la receta, cocina el arroz, escúrrelo y déjalo enfriar.

Quita la piel a la longaniza, desmenúzala con las manos y cocínala en una sartén, sin añadir otra grasa ya que la longaniza sacará la suya.

Corta en daditos la mozzarella.

En un bol pon: el arroz, la calabaza, la longaniza, los huevos una cucharada abundante de pan rallado (yo utilicé pan integral, si ves que lo necesitas añade más pan rallado, todo depende del tipo de arroz que vas a utilizar), el pimentón ahumado arregla de sal, si hace falta, añade un chorrito de aceite EVO y mezcla bien con una cuchara.

Enciende el horno a 190 º.

Prepara una bandeja con papel vegetal y úntala de aceite EVO (puedes volver a utilizar la donde cocinaste la calabaza si quieres).

En un platillo prepara para rebozar: un poco de pan rallado integral, pimienta negra y sésamo; mezcla.

Con las manos coge un poco de arroz, lo suficiente para formar una albóndiga y para que puedas añadir el corazón de mozzarella en el medio de la misma.

Entonces resumiendo: con las manos, coge un poco de arroz, pon en el medio un poco de mozzarella y cierra bien formando una albóndiga. Reboza cada albóndiga.

Sigue hasta acabar el arroz.

Habrá puesto tus albóndigas en la bandeja, para que sean lista para hornearlas, échale un chorrito de aceite EVO y…¡al horno!

Cocinar hasta que sean doradas.

Sacar del horno y servir. 

 pumpkin meatballs, albóndigas de  calabaza, mozzarella, chorizo 
Buon Appetito!
Jessica






Notas: Quizás con los 40º y pico grados que hace en alguna partes del mundo ahora mismo, no te apetece mucho encender el horno , aquí hacen 23 grados así que no me resulta demasiado molesto encenderlo…¡perdóname! …pero… ¡Oye!…. Si no te apetece, puedes freírlas, como alternativa, para que el proceso de cocción sea más rápido.

Sugerencia: Son óptimas acompañadas con espárragos a la plancha o bien con una ensalada.

viernes, 26 de junio de 2015

Ensalada de arroz con calabacín amarillo- Insalata di riso con zucchine gialle




Esta mañana me levanté y vi entrar desde las persianas  el sol, cosa que no siempre pasa en Hamburgo; ya me di cuenta sí, que acá el sol no siempre nos visita, así que dije: "¡Vaya, verano, aquí estás!, aunque sea por un día , o unas horas, te voy a celebrar como te mereces."


Así que hoy en nuestra mesa habrá un clásico del verano italiano: “insalata di riso” o sea ensalada de arroz, en este caso vegetariana.  Hay que decir  que se llama ensalada simplemente porque habitualmente lleva verduras y se sirve fría, no porque lleve ensalada de verdad.


Te dejo esta recetilla sencilla para que podamos celebrar ese día juntos, yo celebro un día de sol, tu puedes  celebrar cualquier otra cosa, siempre hay algo que celebrar el importante es reconocerlo;)



Ingredientes:

Donde posible te sugerimos consumir ingredientes ecológicos.

  • 300 gr de arroz largo integral
  • 1 berenjena media
  • 1 calabacín amarillo
  • ½ chalote
  •  150 gr  de queso feta
  • Aceite EVO
  • Sal
  • Orégano (seco o fresco)
  • Especias:  Nosotros usamos un mix  fantástico que encontramos en  el supermercado y lleva :pimienta negra ,pasas, pimentón  rojo dulce molido, granulado de limón, cebolla  en polvo, ajo en polvo, cilantro en polvo, jengibre en polvo, comino, canela en polvo, aceite de argán  y pimienta de cayena. Si no vas a encontrar este mismo mix de especias, intenta hacerlo lo más parecido posible, lo que queremos es obtener un sabor que recuerde la cocina de Marroco, ten esto a la mente cuando harás tu proprio mix de especias.



Preparación:


Cocinar el arroz en una olla con  agua  hirviendo con un poco de sal durante unos 25/30 minutos (el arroz largo integral natural tarda un poco más del arroz basmati por ejemplo, así que mira las instrucciones del arroz que vas a elegir)


Mientras enciende el horno ventilado  a 180º.


Limpia y corta las verduras en daditos de 1 cm. Corta el chalote muy fino. Pon todo en un una bandeja, que habrás untado un poco de aceite EVO, añade tu mix de especias, un poco de sal gruesa según tu gusto, añade un buen chorrito de aceite Evo, mezcla bien.


Cocina en el horno durante unos 30 minutos, hasta que las verduras sean listas (cuando el tenedor entra en las verduras: están listas).


Escurre el arroz, ponlo en un bol grande y déjalo enfriar, añadiendo un poco de aceite EVO y mezcla.


Una vez listas las verduras, sácalas del horno y déjalas enfriar.


Ponlas en el bol con el arroz, remueve  con una cuchara para que todo se una bien.

Unimos el queso feta que ya habrás cortado en daditos, el orégano – si lo tienes fresco mejor, si no el seco te vale igual- y vuelve a mezclar una vez más.


Si necesario arregla de sal y aceite.


Deja en la nevera unas 2/3 horas.

Servir.


Sugerencia: puedes preparar la “insalata di riso” el día anterior ya que el día siguiente  será más rica aún: todos los matices de las especias se unirán más y será una explosión de sabores.


Buon Appetito!

Jessica


En esta receta colaboramos con  Vitrinor-Magefesa: utilizamos la olla de la serie Ópera

Otros clásicos del verano:

viernes, 5 de junio de 2015

Taccuino del bio e del buono: The Vegan Eagle - Hamburg

The Vegan Eagle Hamburgo



Recién llegados en nuestra nueva ciudad  tenemos ya un restaurante que se ha ganado un sitio en nuestro “Taccuino del Bio e de Buono” y en nuestro corazón.

Estamos totalmente enamorados de The Vegan Eagle: restaurante vegano ubicado en Wischöffen, 4 en Hamburgo.

Con las maletas todavía que deshacer estuvimos cenando en este local con encanto: acogedor y con atención al cliente de diez.

Al entrar lo que llama mucho la atención son dos cosas: el techo en estilo oriental y la cocina completamente visible.

Ya te dije que no somos veganos, pero sí que estamos por una alimentación consciente: así que nos encanta probar platos veganos, son una parte importante de nuestra dieta e ir a comer en diversos restaurantes nos da la posibilidad de inspirarnos y probar diversas interpretaciones de manjares exquisitos, como en este caso.

Los cocineros son dos chicos: Benni und Konsti. Los dos tienen experiencia previa como cocineros: el primero tiene un profundo conocimiento de la cocina francesa y el segundo cocinó durante años en varias partes del mundo.

Para saber más sobre el proyecto dale al play (el vídeo está en alemán) 








Una carta sencilla pero al mismo tiempo muy completa: nos encantó: ideas claras y bien definidas, sin mareos a la hora de elegir.

Gran atención está puesta en la elección de productos biológicos, estacionales y locales; también tienen una prequeña huerta .


The Vegan Eagle Hamburgo, Hamburgo, Vegan Restaurant , germany, Alemania,


Para beber tomamos dos cervezas, los que nos conocen, lo saben muy bien : nos encanta descubrir cervezas, mejor si artesanas. Tomamos: una Schneider Bier Tap 7 (3,90 euros),una birra de trigo, y una cerveza roja de Ratsherrn (4.50 euros), deliciosas las dos, la roja – que es la que tomé yo, era muy aromática y no muy fuerte , ideal para acompañar la comida, su sabor marida muy bien con lo que elegí.

Lo que comemos:

Yo probé el VEagle Burger (10,50 euros): o sea la hamburguesa vegan de la casa : a base de avena , con bacon crujiente de berenjena, en lugar de su salsa para burger pedí guacamole picante, todo servido en un delicioso pan molletes ecológico. La hamburguesa viene acompañada con una ensalada cremosa de col fresca.

Michele pidió el Grünes Thay Curry (Curry Thay verde) (10,90 euros); el plato se compone por: guisantes, calabacín, berenjena, espinacas y alubias verdes, todo acompañado por arroz basmati.

La receta, comentan, la “robaron” directamente de Tailandia.

Como postre elegimos, para compartir una Grüntee panna cotta (4,90 euros) (una panna cotta de té matcha) : una base de té matcha ecológico, purea de maracuyá y frambuesa con un caramelo de sésamo negro: ¡para chuparse los dedos!

Acabamos con dos Espresso: en esto también no nos fallaron (1,90 euros cada uno)

The Vegan Eagle Hamburgo, Hamburgo, Vegan Restaurant , germany, Alemania,

Un local donde pensamos volver sí o sí para saborear los platos de toda la carta.

No está nada mal llegar y encontrarse con un proyecto así loable y sobre todo con comida así cuidada y de primera calidad.

Así da gusto enfrentarse a las dificultades del día a día.

¡Enhorabuena al equipo de  The Vegan Eagle!



P.d: ¡oye que los perros son bienvenidos, así que puedes llevarte tu amiguete si quieres!


The Vegan Eagle Hamburgo, Hamburgo, Vegan Restaurant , germany, Alemania,
Info:
Web 
Facebook
 Aceptan solo pago en efectivo 



 

martes, 19 de mayo de 2015

¡Hasta siempre España!

diario, blogger, España, vida, sueño, despedidas, Canciones, viajes
Letra de la canción "Buon Viaggio" de C. Cremonini


Ya llegó el momento de las despedidas, después de siete años nos marchamos de España.

Muchas son las emociones que inundan nuestros corazones: tristeza, ilusión de empezar una nueva aventura y un largo etcétera.

Queremos, en esta entrada, agradecerte por haber compartido con nosotros nuestra aventura hasta ahora, algunos de vosotros nos acompañan desde el principio y han visto el proyecto madurar y cambiar en estos años.

No todo fue sencillo (siempre hay dificultades en la vida) pero, nos quedamos con lo bonito que vivimos en estos años: lo bueno se queda y lo malo se olvida.

Si cerramos los ojos vemos los buenos momentos pasados en nuestros cursos de cocina, los pequeños productores que colaboraron con nosotros, los que conocimos en los varios mercadillos, las personas que nos escriben desde el otro lado del mundo de vez en cuando para charlar: con el sonido de las risas, con las miradas y con vuestras palabras; nos vamos llenos de nuevas experiencias que siempre guardaremos con mucho cariño y serán parte de nosotros para siempre.

Gracias a las personas que cruzaron nuestro camino y aquellas que se quedaron a nuestro lado: estamos seguros de que seguiremos caminando juntos de una forma u otra.

Seguiremos con el blog, compartiendo recetas, lugares, sabores y perfumes: los fogones de la Hoja de Albahaca permanecen abiertos.

Hay cajas que esperan: guardar siete años de vida está complicado, aunque es bonito revivirlos así de golpe guardando objetos que esconden recuerdos.

Retomaremos a escribir desde Alemania: nuevo pasaje, nuevo idioma (¡oye, que seguiremos a escribir en español!), nuevas costumbres, nueva gastronomía: páginas blancas para escribir.

Nos leemos pronto.

¡Gracias por estar allí siempre!



Jessica y Michele



“In fondo è solo un mare di parole
E come un pesce puoi nuotare solamente
Quando le onde sono buone
E per quanto sia difficile spiegare
Non è importante dove
Conta solamente andare
Comunque vada
Per quanta strada ancora c’è da fare

Share the love”





martes, 12 de mayo de 2015

Tarta salada de masa brick calabacines y arroz

masa de brick, pasta filo,recetas masa de brick, masa brick, arroz, vitrinor megafesa
Esta semana hay puente en Madrid y seguramente estás en el trabajo pensando que llegue el viernes para disfrutar de esos días de vacaciones, que sí son pocos, pero...¡ cuantas ganas tienes que lleguen ya!

Te irás al pueblo, a la piscina, al parque a disfrutar del buen tiempo y estás pensando ¿Qué puedo llevarme para compartir con mis amigos y hacer un picnic?

Esta receta es ideal para llevártela a donde quieras, sí también es para ti que no te irás de vacaciones y tendrás que seguir trabajando toda la semana, está genial para sobrevivir en el trabajo y disfrutar de tu comida también allá: tu tupper, tu paladar y tu estomago te darán las gracias.

En esta receta colaboramos con Vitrinor- Magefesa

Ingredientes: 

 Utilizamos ingredientes ecológicos



Limpia los calabacines, córtalos en cubitos ponlos en una sartén con el puerro, el comino, la pimienta y la sal. Échale un chorrito abundante de aceite EVO y deja freír durante unos 10/15 minutos.

Cocina el arroz al dente (unos 13 minutos). Escúrrelo y deja enfriar.

Una vez listos los calabacines haz una purea con una batidora de inmersión y deja enfriar. 


masa de brick, pasta filo,recetas masa de brick, masa brick, arroz, vitrinor megafesa


Ahora vas a unir todos los ingredientes en un bol: la purea de calabacines, los quesos, el huevo, el arroz, un poco más de comino y de pimienta de la Jamaica: remueve bien para que todos los ingredientes  se vayan uniendo.

Enciende el horno a 180º.

En una fuente para horno (redonda o rectangular, dependiendo de la fuente que tienes a disposición y de la forma de la pasta brick que tienes) echa un poco de aceite y distribuye el aceite en la base de la fuente con la ayuda de un pincel de cocina y pon la primera hoja de masa brick. Sigue untando cada hoja de masa y échale encima otra hoja hasta que se acaben.

Rellena con el compuesto de arroz, calabacines y quesos: acaba con un chorrito de aceite, un poco de queso quark ,para decorar, y un poco más de pimienta. 


Tu tarta te quedará crujiente, gracias a la pasta brick, y sabrosa.

Hornea durante 20 minutos a 180º

Servir templada o fría.

Buon apettito!

Jessica