La Hoja de Albahaca Group

Recetas de cocina, Tienda de productos biológicos y de calidad, cursos de cocina y comida a domicilio.

La Hoja de Albahaca Recetas

Nuestras recetas caseras, elaboradas con ingredientes biologicos y de calidad, la original cocina Italiana.

La Hoja de Vid

Todo lo que queríais preguntar sobre el mundo del vino y nunca te has atrevido a preguntar.

Los cursos de La Hoja de Albahaca

Cursos de cocina casera italiana con trucos y consejos.

La Tienda de la Hoja

Los productos de las recetas que más te gustan en una tienda a tu medida.

lunes, 21 de julio de 2014

Gelateria La Romana- Madrid


helado italiano, gelato italiano, helado italiano Madrid

Volvemos una vez más con nuestra rubrica ¿Made in Italy?

Ya estamos en pleno verano, paseando por Madrid, dando vueltas y siguiendo descubriendo rincones de la ciudad (siempre habrá algo que descubrir para nosotros) y de repente te apetece un gelato.

Sí, no nos hemos equivocado, GELATO, ni helado y tampoco un ice cream… buscamos un gelato que respecte la tradición en la elaboración, en especial si nos lo venden como “helado italiano” o “a lo estilo italiano” (eso del “estilo”, tendrán que explicarnos, antes o después, que quiere decir; porque se queda entre medias, como una excusa para decir : “!oye, es parecido pero no te dije que es italiano!”… Gente que no quiere comprometerse quizás…)

Ya, porqué con todos los italianos que hay en Madrid, habrá una gelateria que sea gelateria ¿o no?

Antes de empezar nos gusta la idea de profundizar un poco el argumento.

Se piensa que el helado nació en Sicilia, gracias a la influencia de los árabes, aunque hay que decir que el “Sciarbat” (el primer helado árabe) era solo hielo, azúcar, aromatizado con frutos y alguna especia: o sea algo más parecido a un “sorbetto” (sorbete) que a un helado como lo entendemos hoy en día.

Pero fue gracias a un cocinero siciliano, Francesco Procopio dei Coltelli, que en el 1686 con una rudimental máquina para hacer helados empezó a experimentar y acercarse al resultado que conocemos hoy y que se difundió en todo el Mundo.

Ya como dijimos en nuestro último post de ¿Made in Italy? escribimos solo de lo que nos gusta: nada de relación amistosa o económica con la empresa, local, negocio que vamos a comentar. Si está aquí es porque nos gusta.

Decidimos antes de irnos de vacaciones, no dejarte en apuros y desvelarte este rinconcito en Madrid, esperando que pueda resultarte interesante.

Esta vez nos vamos hasta Paseo de la Habana ,27 (cerca del Santiago Bernabéu) nos acercamos a la Gelateria La Romana. 

helado italiano, gelato italiano, helado italiano Madrid, la Romana

Empezamos con un poco de historia de la heladería.

La Romana es un grupo de heladerías italianas con 30 sedes en Italia y una sola en Madrid.

La Romana nació en Rimini en el 1947, un laboratorio de helado gelato artesanal donde la tradición, la pasión y los mejores ingredientes daban un producto de primera calidad. Durante los años la empresa ha ido creciendo y aumentando su producción desplazándose en gran parte del territorio italiano y desde el 2013 abrió sus puertas una nueva tienda (la única) del grupo en Madrid.

Entre los aspectos que más nos gustan hay (además de la calidad del producto) la atención al medio ambiente a la hora de escoger los materiales y envases que proporcionan al su proprio público y la elección de materias primas ecológicas en muchos de los helados que ofrecen, en todos leche y huevos son ecológicos.

Bueno vamos a nuestra experiencia directa.

La descubrimos desde hace unas tres semanas como mucho y ya estuvimos tres veces (eso solo porque nos pilla lejos desde nuestra vivienda, porque si no seguro habrían sido más).

Hay unas pautas que se pueden seguir para evaluar si un helado gelato merece la pena:

Guía básica para helado gelato:


Activar el sentido de la vista en cuanto entrad en una heladería:

El color: nada de colores llamativos, evanescentes; por ejemplo el pistacho debería ser verde oscuro – hacia el marrón claro o la menta (nada de verde , la menta es blanca) , así como sabores “ viagra” “pituffo” “Hello Kitty” “Drácula” y un largo etc. Seguro no son naturales.

La consistencia: solo mirándolo un helado gelato, se puede averiguar si es cremoso al punto exacto o si no lo es.

Una vez superado el test visual, se puede intentar la prueba del gusto y aquí está la verdad. Siempre , nosotros, pedimos probar un gusto (que sea a base de crema) para averiguar:

1) El sabor

2) Si hay o no trocitos de hielo

3) Si se nota demasiado el sabor de la leche

4) Si los ingredientes son de calidad

5) Si hay demasiado azúcar



Si el “gelataio” os da para probar el gusto elegido, ya estamos a mitad del camino para un posible triunfo, en caso contrario empezad a sospechar (nosotros habitualmente nos vamos dando la gracias de todos modos).

Todos estos pasos La Romana lo ha superados sin ninguna duda.

La primera vez compramos una tarrina de gelato para llevar de 7,70 euros: tres sabores elegidos: menta blanca, mascarpone y café, Pesto di pistacchio ( Pesto de pistacho) y una cajita de pastelitos de 11.00 euros

El gelato estaba increíble: voto 10 todos los sabores escogidos.

Los pastelitos estaban muy ricos: es un surtido de mini pastelería, con cannoli rellenos de helado, mini- conos… Voto 8,5. 

helado italiano, gelato italiano, helado italiano Madrid, la Romana
El único problema que tiene la caja de surtidos de pastelitos es que cada pastelito tiene una conservación diferente, así que sería mejor indicarlo en la caja o bien decirlo a los clientes (unos van a la nevera y otros el congelador).

Felices de nuestra experiencia, volvimos la semana siguiente a por una tarta de helado gelato que vimos. La elección no fue simple, hay una amplia variedad de tartas entre la que elgir: finalmente elegimos “Fabia di lamponi” un semifrío de almendra envuelto por un bizcocho de cacao endulzado con confitura de frambuesa ecológica.





helado italiano, gelato italiano, helado italiano Madrid, tarta helado, la Romana , Fiaba di lamponi




Aquí tenemos que decir que es como despegar por un momento, los sabores te llevan en otro mundo: casi una experiencia mística : ¡espectacular! La justa proporción entre  gelato semifrío, el bizcocho de chocolate y el sabor contundente de las frambuesas- ¡perfecto!

Voto: 10- Precio hay diferentes opciones desde la porción individual hasta las tartas para más invitados.

Sin helado, un buen gelato, no se puede vivir. Nos despertamos el domingo pasado con una gana de brioche con helado) típica dela zona de Sicilia, que vimos en la tienda. Nos miramos, y tardamos unos cinco minutos en decidir. Fuimos a desayunar para allá.

Pero que te espera con la brioche ¿un croissants? ¿De estos clásicos que se desayunan con café o capuccino? Pues no, la brioche en cuestión (se llama broscia en el dialecto siciliano) es una masa fermentada caracterizada por dos partes: un “tuppo” (o sea un tupé) y la base más ancha. 


helado italiano, gelato italiano, helado italiano Madrid, brioche con gelato,

Brioche caliente y tres sabores de helados: Yogur, miel y nueces ; yogur y frutti di bosco (frutos del bosque) y biscotto della nonna (galleta de la abuela) acompañado con un capuccino. Precio brioche: 3, 20 euros. Capuccino 1,80 euros

El éxito de la tarta se va a repetir: buenísimos. La Brioche, buena, acompañada da un gelato espectacular y el capuccino (por fin) en una cantidad justa.

Voto : 9 no damos 10 porque los puristas notarán que le helado no está distribuido en la forma con la cual se pone en Sicilia, donde se distribuye completamente en toda la superficie de la brioche con una espátula (paletta)y no en bolitas como en este caso. También es costumbre en Sicilia servir el helado de esta manera y no en bolitas.

Pero hay que decir que estaba, de todos modos, bien resuelto y bien distribuido.


La carta de la Romana, es como has intuido, amplia desde el bar , hasta los granizados sicilianos, una oferta de helados de fruta con fructosa, creps, una elección de cafés ecológicos y mucho más, en un ambiente cálido y acogedor.

Otro punto a favor es que le laboratorio está bien visible: un puntito más de transparencia en la elaboración de los productos. 



Precios: Nos parecen unos precios accesibles:

Tarrinas y conos (cucuruchos) desde 2,20 hasta 3,70
Granizados sicilianos: desde 3,00 euros  hasta 4,00 euros

Así que no añadimos nada más y te recomendamos ir a probar estas delicias.

 Casi se nos olvidaba; también el trato fue muy bueno.

Así que nosotros repetiremos seguro. 


Relación precio /felicidad: 9,5 (voto máximo 10)

Para estar al tanto de sus horarios, iniciativas, novedades:

Web

Facebook





miércoles, 16 de julio de 2014

El último de los románticos

museo del romanticismo, madrid, café del jardin, terrazas madrid
La foto es de la pagina Facebook del Museo del Romanticismo


Volvemos con nuestro paseo por Madrid participando a la iniciativa de Blogger traveller

Esta vez tocaba a los monumentos  y pensamos, visto que en Madrid hay muchos entre proprios edificios y esculturas, de hablar de un museo, que entre los más conocidos de la ciudad, se diferencia por su colección e iniciativas.

Un auténtico monumento al Romanticismo se encuentra  en Calle Mateo número 13 en Madrid.


Si eres una/un romántico el Museo del Romanticismo es tu lugar. O si simplemente quieres descubrir un movimiento artístico, político, social  y su desarrollo en España,  una visita a este lugar es un plan perfecto


Desde el palacio, la colección, la tienda  y hasta en el Café del Jardín se respira una atmosfera mágica.


museo del romanticismo, madrid, café del jardin, terrazas madridEl museo fue creado por Benigno de la Vega-Inclán y Flaquer, II Marqués de la Vega-Inclán (1858-1942). La sede del museo ha quedado invariada desde su inauguración (1924). Un palacio del 1776 ideado por el arquitecto Manuel  Martín Rodríguez. El palacio fue construido como residencia para el marqués de Matallana; es un ejemplo representativo de vivienda noble de aquellos tiempos y aunque el arquitecto mantuvo algunos detalles barrocos, la severidad y las simetrias regulares dominan el estética del edificio; claro ejemplo del Neoclasicismo que triunfaba entonces.



Desde el principio fue un lugar donde encontraban inspiración los intelectuales de aquella época.


Lo más característico es sin duda que se trata de una Casa – Museo: entonces podemos volver a  vivir una época, sus costumbres y tradiciones en pleno barrio de Malasaña (barrio Justicia), unos de los más modernos de Madrid que , pero , entre sus calles esconde tesoros auténticos como este.


En la web del Museo podéis encontrar todas las informaciones para organizar vuestra visita, los conciertos y las actividades que van organizando.


Siendo el nuestro un blog de cocina al fin y al cabo no podemos tener un rinconcito de esta entrada dedicado al Café del Jardín: el salón de té del Museo.



museo del romanticismo, madrid, café del jardin, terrazas madrid
 

museo del romanticismo, madrid, café del jardin, terrazas madridTiene dos salas una interna y una externa: las dos muy bonitas, aunque la exterior capturó nuestra atención: en un patio  se esconde un pequeño jardín con una fuente de época compuesta por  un amorcillo ya modificado en sus formas por el tiempo e por el agua y una escultura de una jovencita que parece inviatrte a disfrutar de este sitio con encanto. En el café se pueden saborear tartas, cafés, ensaladas y mucho más a unos precios bastantes buenos, leyendo un buen libro o simplemente disfrutando de tanta belleza y paz.


En la actualidad hay  dos iniciativas interesantes:
  • una exposición gratuita dedicada a Joan Vilatobá una de las principales figuras de la vertiente pictorialista de la fotografía española,en el marco del festival Photoespaña 2014 .
  • Garden DJ:durante los jueves de julio y agosto el Café del Jardin y el Museo del romanticismo aplian su horario hasta las 23:30 donde
    Martín Milone a través de Tupperdisc, pinchará la música en las sesiones con una cuidada selección de jazz y soul desde las 20:30 hasta las 23:30 horas, que se combinará con actividades especiales relacionadas con la gastronomía.

museo del romanticismo, madrid, café del jardin, terrazas madrid
La foto de la escultura es de propriedad de la pagina Facebook del Café Jardin, las otras que componen el colage son de propriedad de La Hoja de Albahaca

Si quieres descubrir más monumentos y rincones con encanto aquí los encontrarás.

martes, 8 de julio de 2014

¿Made in Italy?: Luna Rossa

Luna Rossa Madrid, Pizzeria, Trattoria, Restaurantes Italianos Madrid, pizza Dop
Después de un tiempo volvemos con nuestra rúbrica ¿Made in Italy?.

Una rúbrica que nace con el intento de recomendaros los restaurantes/ejercicios italianos más auténticos de Madrid y no solo.

La rúbrica ha ido evolucionando. Durante los pasados meses no es que no probamos restaurantes italianos, es que nos costó encontrar uno que merecía la pena, uno que pueda hacer honor a la gastronomía del Bel Paese. Antes sí dedicábamos unas palabras a todos… pero ya no nos apetece hacer publicidad a estos sitios que destrozan nuestra cultura gastronómica.

Esto es, entonces, el principal cambio de la rúbrica: nos dedicamos solo a los que nos gustan.

Manteniendo fe a nuestra política: no somos amigos de los dueños de los restaurantes, bares -y un largo etc - y no pedimos dinero para nuestras recensiones ,como hacen muchas, muchísimas webs. En relación a esto abrimos un paréntesis: ¿Entonces dónde está la verdad en el dinero que reciben? ¿O escriben con el corazón y con sinceridad?... bueno ellos sabrán y tú que nos lees también.

Vamos a nuestra entrada, mejor… 



ENCUESTA ANTES DE SEGUIR ADELANTE: 

gino's, La Tagliatella, la Mafia, Pizzerie,Restaurantes Italianos


Luna Rossa ,Madrid, Pizzeria, Trattoria, Restaurantes Italianos Madrid, pizza Dop





¡Bien! ¡Has llegado hasta aquí, nos alegramos!

El restaurante que se ha ganado con sus platos y su trato un artículo en nuestro blog es “Luna Rossa” Madrid ; Calle San Bernardo, 24. Un restaurante que lleva casi 20 años en Madrid ( en poco tiempo celebrará su cumple). 



Nos habló del restaurante un chico de Nápoles que tuvimos la suerte de conocer en uno de los mercadillos en los cuales participamos, a la pregunta ¿Una buena pizzería napolitana en Madrid la hay? Él nos contestó sin pensar: “Luna Rossa”.

Así que el sábado dando vuelta por el centro de la ciudad, decidimos de celebrar el cumple de Michele a lo grande.

Hay que decir , sinceramente, que primero estuvimos en un restaurante ecológico que hay en Madrid, pero nos trataron en tan malo modo que decidimos no ir y nos vino a la mente el consejo de este chico napolitano…nos miramos y decimos “¡Venga ,vámonos a probarlo! “

Empezaron a despegarse varias emociones contrastantes: ilusión, felicidad, miedo..

¿Miedo? Te estás preguntando… Pues sí también , un poco de miedo en nuestro corazones/carteras… para aquello que habría podido ser ; ya que nos pasó varias veces : la desilusión con la comida es una de las peores, cuando estás allí saboreando los recuerdos de tu casa y te despiertas así de repente como si te lanzaron a la cara una vaso de agua helado…¡horrible!



Entramos en el local, que es chiquitito y muy íntimo (tiene una capacidad de 35 comensales, ¡cómo nos gusta esta sensación de familia que te dan estos locales pequeñitos!). Nos atiende desde el primer momento Simona , unas de las dueñas del local, antes hablando en español ; siempre nos pasa entrando en un restaurante italiano aquí ¿y ahora que hablamos italiano o español? Je je je. Lo de habar en español duró unos dos minutos, ya nos miramos a la cara y … venga con el italiano… je je je 



Nos sentamos y súper rápidamente nos atendió unos de los camareros pidiéndonos para la bebida, elegimos la cerveza de grifo: una cerveza rubia muy ligera, ideal para la comida. (Aunque no es nuestra preferida, tienen Nastro Azzurro en botella, si te apetece una marca italiana)

El ambiente es muy rustico, las paredes recuerdan las de una cueva, nada de manteles a cuadritos (¡menos mal!) y a las paredes puedes leer frases del famoso Totó o refranes –enmarcados- en italiano que nos hicieron sonreír. Nada de fashion , hipster o como se diga hoy en día: una trattoria a al viejo estilo.


La carta ofrece platos de la tradición gastronómica italiana y con una buena referencia de platos napolitanos, los vinos son solo italianos para maridar de la manera más ideal platos de esta tradición.

Ya sabéis que buscamos la pizza napolitana perfecta en Madrid, así que comimos pizza.

Michele pidío una “Bomba” : pizza doblada rellena de queso ricotta, berenjenas, tomate cherry y “salsiccia “ napolitana (como una butifarra, pero, más). 13.50 euros

Yo, Jessica, pedí una Pizza DOP: Tomate, albahaca, mozzarella di Bufala: 13 euros

Mientras esperábamos nos llevaron a la mesa unas aceitunas italianas (sí, se reconoce por al diferente manera de tratarlas) y unos panecillos fritos hechos con la masa de la pizza: deliciosas las dos cosas; los panecillos en un punto de sal ideal y calientes.




Llegaron las pizzas solo a verlas te entra hambre ¿o no?, así fue por una señora de Almería sentada a mi lado, que me pidió que pizza estaba comiendo…

La masa ligera, se doblaba en dos sin problema, el tomate de San Marzano se hacía camino entre el sabor característico de la mozzarella de bufala y el olor del albahaca fresco coronaba cada mordisco.

La Bomba: una pizza al estilo calzone acompañada por una ensaladilla de rúcula, más de guarnición que para comerla (por lo menos esa fue la elección de Michele): otro triunfo de sabores: el queso ricotta da la justa cremosidad al relleno, las berenjenas aliñadas con aceite y un toque de vinagre van genial con los tomatitos y “la salciccia napoletana”: rompiendo , así, con la acidez los sabores más dulces.

Pedimos para llevar 4 babbá ( precio 20,00 euros) (que ellos sirven habitualmente rellenos de nutella, nosotros los pedimos simples y lo rellenamos en casa con la crema de chocolate natural que consumimos habitualmente) grandes como mi mano y un trocito de “pastiera napolitana” (dulce típico de Nápoles)

Para estos postres no tenemos palabras: parecía de mordisquear un trocito de paraíso, y el día después aún más ricos ¿es posible? Pues, sí… 




Pedimos también café (precio: 3,80 euros), ya sabéis que el café para los italianos (o vamos por la mayoría) es algo sagrado. Pedimos que café tenían y no descafeinado tienen un café napolitano que está fenomenal. Así que no nos lo dejamos escapar: ¡café para dos! Casi nos salen las lágrimas a los ojos cuando nos piden “macchiato freddo o macchiato caldo” (“manchado” frio o caliente)… no es algo habitual en Madrid, tampoco en los restaurantes italianos en el extranjero. También el café estaba buenísimo.



Total: 60,50 euros.


En fin:

Relación calidad precio para lo que pedimos: 9/10 (10 es el máximo)

Precios en la norma para estar en Madrid, como todos los restaurantes italianos tiene unos precios aumentados si pensamos a Italia, pero no está más caro de un buen restaurante Español .Hay que pensar que no estamos en Italia, así que hay que olvidarse de los precios que se encuentran en Nápoles, pero merece totalmente la pena.



Trato: 10- Desde los camareros hasta las dueñas Simona y su hermana, nos trataron súper bien: muy amables y eficientes.

Escuchar el dialecto napolitano en Madrid: siempre 10, uno de los dialectos más bonitos de Italia, por lo menos para nosotros que también comprendemos (más o menos) todos lo que se dicen hasta que no hablen de forma estrecha.

Entonces este restaurante se merece una visita, si estás buscando la tradición, si estás dispuesto a dejarte llevar por sabores que tal vez no corresponden a lo que te han vendido hasta ahora como italiano.

No probamos los platos de pasta y segundos platos… ¡tenían una pinta muy buena!¡ Habrá que volver!



Sugerencia:

Reservar mesa: se puede contactando con ellos por teléfono.

Disponen de servicio a domicilio (preguntar por las zonas que sirven).

Hay sugerencia de platos del día, para descubrir siempre cosas nuevas, más allá de la carta habitual.

Contactos: 
Luna Rossa
Web

Facebook
Tel: 915321454
Horario: 
Lu /Ju: 13.45- 16 h  / 20.45- 24.00h
Vi/Sa/Do:
13.45- 16:30 h  / 20.45- 01.00h





Agradecimientos: Un gracias de corazón al chico de Napolés que nos recomendó Luna Rossa. Si nos lees ¡gracias! ¡gracias! y ¡gracias!


Echa un vistazo a nuestra rúbrica ¿Made in Italy?

lunes, 7 de julio de 2014

Dos salsas para crudités – Bis di salse per crudités

crudités, verduras, vinagrette, salsa de yogur griego, vinagre de modena


Cuando te apetece una cena o una comida ligera :las verduras crudas siempre son una solución rápida y sana.



Un plato , también, ideal como aperitivo o entrante durante una cena entre amigos.

Pero ¿por qué no hacerlas más golosas con una salsa para acompañarlas? 


Te proponemos una salsa de yogur griego y una vinagreta de vinagre de Modena para acompañar un plato totalmente vegetariano.

Esta receta la teníamos pendiente desde hace bastante tiempo, así que te recomendamos utilizar verduras de temporada ( en las fotos puedes ver verduras que en verano no se suelen comer por ejemplo, porque la teníamos allí guardada para compartirla).

Entonces vamos a ellas



Ingredientes para dos personas:

Recomendamos utilizar ingredientes ecológicos donde posible.

  • Verduras crudas de temporada: zanahorias, pepinos, pimientos, apio, hinojos, endivia, tomates cherrys etc… dependiendo de la estación.

Salsa de yogur griego:

  • 125 gr de yogur griego
  • 1 lima
  • Perejil fresco
  • Pimienta blanca
  • 20gr de aceite EVO
  • Sal al gusto

Preparación


Exprimir solo una mitad de la lima

Triturar el perejil

Preparar la salsa de yogur griego: ponerlo en un bol pequeño, el zumo de la lima, 20 gr de aceite EVO, sal y pimienta al gusto al final poner el perejil y mezclar bien todos los ingredientes
Vinagreta de vinagre de Modena:

Ingredientes : 

  • 1 chuchara de vinagre de Modena D.O.P
  • 4 chucharas de aceite EVO
  • Media chucharita escasa de sal
  • Pimienta blanca o negra al gusto (justo un toque para darle sabor)

Sugerencia: si tienes que aumentar las dosis, para cada cucharada de vinagre de Modena, cuatro de aceite.
Preparación:

Primero hay que derretir la sal con el vinagre, mezclando bien con un tenedor, cuando la sal se ha derretido, añadir poco a poco el aceite siempre removiendo, al final añadir la pimienta y mezclar.

Si no la vas a usar en cuanto lista, te recomendamos mezclarla una vez más antes de aliñar o llevarla a la mesa.

¡Ya tienes listas dos salsas diferentes para acompañar tus crudités!



Buon appetito!

Jessica y  Michele


Otras ideas para tus comidas ligeras:
Berenjena a la griega 
Hummus casero
Palitos de garbanzos

miércoles, 18 de junio de 2014

La historia de un granito de sémola



¡Buenos días!

En estos tiempos nos entra una gana de irnos a Granada que no lo podéis imaginar, los que nos conocen lo saben muy bien que en cuanto podemos nos escapamos allá, es que la llevamos en nuestros corazones…
Y de alguna manera hay que escuchar
Piero della Francesca, Adorazione del Sacro Legno e incontro tra Salomone e la Regina di Saba,basilica San Francesco d'arezzo,el corazón y darle un poco de paz,  así que decidimos prepararnos un cous cous (cuscús)… Exacto como el Rey Salomón, que como nos cuenta la leyenda, para curar sus penas de amor por la Reina de Saba buscó en el cuscús el remedio para curar su corazón.
La origen histórica del plato es todavía desconocida , está claro todavía que sus raíces están en la cultura árabe , las primeras noticias sobre este plato la encontramos justo en la literatura árabe en el Kitab al-Tabikh ti al-Maghrib wa'I-Andalus ,del XII siglo, de un autor hispano-musulmán que se ha quedado en el anonimato .
 


Siempre nos fascina la historia y leyendas que se esconden detrás de un plato.

 




Nuestra propuesta no tiene  nada que ver con los originales que se comen en el norte de África o en Israel, Palestina, Yemen o Sicilia. 
Un cuscús, entonces, que no respecta la tradición, lo hicimos a nuestra manera, una receta vegetariana y con ingredientes frescos y de temporada.
(Aunque la temporada de los guisantes se está acabando así que si quieres aprovechar de ellos: ¡date prisa!)






Vamos a la receta:

Ingredientes: para 3 o 4 personas
Utilizamos ingredientes ecológicos donde posible.

  •  250 gr Cuscús ( Cous – Cous mediano)
  • 500 gr de guisantes frescos
  • 1 calabacín pequeño o mitad de uno grande
  • ½ Cebolla roja
  • ½ chalote
  • Caldo vegetal
  • Perejil fresco
  • Sal
  • Pimienta blanca
  • Queso feta al gusto
  • Aceite Evo

Limpiar los guisantes y lavarlos. Sofreír con un poco de eciete EVO en un una olla el chalote, echar los guisantes, el perejil y la pimienta blanca, remover y  dejar cocinar unos 5 minutos, añadir el caldo (no demasiado tienes que cubrirlos e ya) y dejar cocinar hasta que lo guisantes sean a su punto de cocción .
Quitar del fuego y guardar (el caldo se habrá reducido mucho, será en la cantidad  ideal para nuestro plato)
 Limpiar y cortar a juliana el calabacín. Sofreír la cebolla roja ligeramente, añadir el calabacín , remover y dejar cocinar unos 5-10 minutos (a nosotros nos gustan bien crocantes, para que se queden todos los nutrientes) .Lo mismo que para los guisantes, guardar un momento el calabacín.
Cortamos el queso feta en cubitos.
Cocinar el cous- cous como  indica la confección (cada cous cous tiene una diferente cocción y tiempos), una vez listo, añadimos todos los ingredientes, mezclamos y servimos.
Si queréis podéis añadir un poco más de pimienta blanca y un chorrito de aceite EVO si lo necesitáis.

Curiosidad:
Cous Cous Fest : se tendrá desde el 23 hasta el 28 de Septiembre 2014 en San Vito Lo Capo (Sicilia) . Un festival que se repite desde hace 16 años, un evento para celebrar la integración cultural y donde este año al pre- festival ganó las selecciones nacionales el milanés Andrea Provenzani,  que será miembro del equipo italiano en la competición que se tendrá en Septiembre durante el Festival.
Así que si estáis planeando vuestras vacaciones en Sicilia… ¡esto no hay que perdérselo!

La imagen del fresco  (es el dettale del encuentro entre Salomón y la reina de Saba) es  una obra de Piero della Francesca:" La adoración del Árbol Sagrado por la reina de Saba y El encuentro entre Salomón y la reina de Saba", ("Adorazione del Sacro Legno e incontro tra Salomone e la Regina di Saba")  en la Basilíca de San Francesco en Arezzo  y es parte del ciclo "La leyenda de la cruz" ("La leggenda della vera croce")

Si te gusta el cous-cous: